El día después de ayer

No soy más que esto, no es mucho eso lo sé… tampoco tengo mucho para ofrecer, por lo mismo, eso de no ser gran cosa. Sé que lo intenté, se que dí lo mejor de mi mismo. Lamento seguir siendo el mismo, pero expuesto a otra circuntancias, te pido perdón por no tener ambiciones y en su lugar sueños.

Procura perdonar cada uno de mis grandes errores, ser un pendejo de mierda y todo lo que trae consigo. Perdona por no ser buen padre y un buen esposo, pero principalmente perdona por no ser quien querías que fuera… Porque yo realmente lo siento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: