Terremoto 27/02/2010

El día Sábado 27 del febrero recién pasado a eso de las 3:30 de la madrugada Chile sufrio de un terremoto de 8,8 grados en la escala de Richter. Un terremoto que se convirtió en una verdadera tragedía para este largo y estrecho pedazo de tierra ubicado en sudamerica. Como no soy de los que gustan del festival de Viña del Mar, ya me encontraba acostado y durmiendo junto a mi esposa y mi hijo que siempre se duerme muy tarde ya estaba durmiendo.

Debo confesar que para mi fue un momento bastante especial al despertar en medio de terremoto, como Chile es un país sismico yo estaba acostumbrado a no reaccionar violentamente cuando se producía un movimiento de estas caracteristicas, tan solo atine a mantener a mi esposa calmada mientras ella sostenía a mi hijo en brazos. Nos ubicamos en el marco de la puerta del dormitorio de mi hijo abrazados hasta que pasara, yo le decia que se calmara que “tranquilita no más” pero la cosa no acababa, entonces en ese preciso instante sentí algo que jamás había sentido, por primera vez estaba enfrentando al miedo.

De esta experiencia puedo sacar en claro que la vida es más valiosa de lo que la notamos en circunstancias normales, que no hay nada, nada más importante que la familia y con esto quiero dejar bien en claro, no existe trabajo, proyecto, ambición, sueño que supere a algo tan importante como el nucleo familiar.

Admito que soy muy afortunado, porque está tragedía no se llevo nada importante de mi vida, y lamento muchísimo la tremenda perdida que han tenido que afrontar mis compatriotas a lo largo de la zona centro sur y costa (especialmente), aquellas madres, padres, hijos y hermanos que perdieron lo que realmente más importa en la vida, su nexo familiar y también lamento la fractura existencial que han sufrido al perder de manera tan drástica sus hogares.

De las cosas positivas debo destacar la ferbiente labor que han realizado todos los medios de comunicación,  personal de rescate, policial, militar, medico, etc. de nuestro país.

A quien me lea, lo invito a pensar un momento en todo lo que pudo perder en esos largos 3 minutos, seguramente se sentirá reconfortado al darse cuenta que no es nada lo perdido si lo comparamos con los que han perdido de verdad.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: